Hace unos meses reapareció en televisión de la mano de nuevos proyectos que involucran tanto a la pantalla chica como a la música. Hoy, matiza el set del “Mucho Gusto” de Mega con sus opiniones muchas veces difieren a las del resto del panel. A 16 años de su debut en los escenarios, María José Quintanilla habló con la RBP sobre su carrera, el ser mujer y la política nacional.

Por Christopher Jerez y Paula Rivera
Fotografías por Manjo Pincheira

Con tan solo 11 años ingresó a uno de los programas de talento más icónicos de la televisión chilena, “Rojo Fama Contra Fama”. María José Quintanilla Sandoval era la más pequeña del programa donde rápidamente se ganó el cariño de todo el público interpretando rancheras en cada edición del show de TVN. Covers de exitazos aztecas como “La mochila azul”, “Mexico lindo y querido” o  “Cielito lindo”, en la voz de la oriunda de Maipú, están en la memoria de varias generaciones.

Ocho discos grabados y muy bien recepcionados por el público, la conducción de distintos espacios en televisión, además de giras por Chile, Argentina y México son algunos de los hitos de la carrera de María José. Hoy, la cantante vive un nuevo aire de la mano de letras más maduras y una actitud empoderada a la hora de enfrentar los proyectos en que se desenvuelve.

“Fue difícil” es uno de los últimos temas lanzados por la intérprete. Una canción que rechaza el machismo e invita a las mujeres a liberarse de la sumisión. “La lírica en algún momento tenía que cambiar y se tenía que transformar. ‘Fue difícil’ es un poco más agresiva en relación a lo que yo venía haciendo, pero claramente representa mucho al folclor mexicano. Me gusta llamar al empoderamiento. Tengo muchas historias, muchas mujeres se acercan a contarme su vida. Entonces me gusta que a través de tres minutos ellas puedan liberarse de cargas y que disfruten”, cuenta María José.

 

En ese sentido, mucha gente que ha escuchado la canción (“Fue difícil”) y visto su videoclip te ha valorado este acto de reivindicación y varias feministas han recepcionado de forma positiva este trabajo, ¿te consideras feminista?

Yo no me reconozco feminista, pero sí creo en que nosotras podemos tener un sueldo igual. Yo sí creo en que nosotras podemos caminar libre por la calle. Yo sí creo que se puede conversar de igual manera en cuanto a los cuerpos. Siento que de repente se exterioriza demasiado el cuerpo femenino y el masculino está ahí… Pero no me considero feminista, me considero alguien que quiere que ambos géneros vivan de forma igual.

-Igual eso es en parte el feminismo…

-Jajaja aah bueno

María José ha vivido gran parte de su carrera muy cerca de la televisión, una industria caracterizada por la reproducción de estereotipos de género y la agresividad hacia cómo tienen que ser los cuerpos, especialmente el de las mujeres. Por su parte, la exchica “Rojo” ha querido romper con eso en las producciones audiovisuales de sus canciones. Es más, en el videoclip de “Fue dificil”, María José hace visibles a todo tipo de mujeres. Cuerpos que vemos en el cotidiano y que no responden necesariamente al ideal impuesto.

Según la intérprete, este detalle fue muy meditado. “Yo no quería gente que representa el estereotipo de belleza. Quería gente normal. Fue super pensado para que la gente se pueda identificar. De hecho, mis historias de Instagram están enfocadas a eso: verme sin maquillaje, a cara lavada, lo más normal posible, porque desde que entré a trabajar de nuevo a la televisión, lo único que he querido es que las mujeres no sientan la presión de ser perfectas. Yo solo quiero que sientan la ‘presión’ de ser felices.”

A pesar de la visión que María José tiene sobre el tema, los medios de comunicación la tildan de “chica sexy” y dedican un extenso espacio a comentar sobre su cuerpo. Sin embargo, la cantante aboga por la aceptación personal y no se siente tan cómoda con estos adjetivos. “Me gusta esta bandera de ‘siéntete contenta con lo que tenís. Ya no tengo miedo de esconderme detrás de una prenda de ropa, siento que eso lo aprendí después de muchos años de gente diciéndome que estaba gorda, que estaba fea y yo aprendí a vivir con eso”, sincera.

Sobre la cosificación de los cuerpos, tanto en televisión como en la vida en general, la posición del rostro de Mega es tajante. “Estamos en una lucha de cambiar eso. De hacernos respetar. De que las curvas son mías, no tuyas y que no tienes porqué referirte a lo que tengo yo. Vamos de a poco y mucho más lento de lo que me gustaría”.

Trabajo y niñez

El año 2003 María José triunfaba en “Rojo” y se convertiría en éxito de ventas con sus discos, pero en paralelo se alzaba el debate en torno al trabajo infantil. Se criticaba que con menos de 15 años estuviese expuesta a una rutina laboral tan árdua. A varios años de la polémica, donde hasta el Sename tuvo participación, la intérprete evalúa este proceso como algo muy positivo en su vida.

Para la ranchera, es importante hacer la distinción entre trabajo infantil y el dejar que los niños exploten sus talentos. Para ella, su caso fue esto último. En ese sentido, María José valora mucho el apoyo que recibió para poder cumplir sus sueños. “Si mi mamá no me hubiese tomado y no me hubiese ayudado, yo ahora sería una mujer de 27 años, seguramente habría estudiado y dedicado a otra cosa, pero sería ‘la hueona mas infeliz del mundo”, cuenta.

Actualmente, la intérprete de “La Bikina” se define como una persona profundamente feliz y agradecida de su familia. “El estar en un medio mayor me hizo crecer un poco, pero si saco la suma ahora, me benefició mucho. Nunca me sentí para nada obligada. Yo creo que la pobre que estaba obligada a viajar conmigo, era ella (su madre). Por eso mismo yo me siento en una deuda enorme con mi mamá”, relata la Coté, como la nombran sus cercanos.

La música su gran pasión 

A pesar del paso de los años, María José sigue fiel al estilo que la lanzó a la fama. Luego de ocho discos rancheros lanzados, la joven dice sentirse encantada de lo que este estilo le ha entregado a su desarrollo artístico. “Más allá de que yo decidiera hacer música mexicana por una cosa comercial, a mi se me dio porque era lo que escuchaba con mi papá desde muy chica”, cuenta la cantante recordando a su difunto padre.

Para María José los últimos años han significado experimentación respecto a lo musical. Evolución en sus letras y también en su propuesta visual es lo que ha demostrado en sus últimos trabajos. Sin embargo, la intérprete está lejos de dejar el estilo que la ha visto crecer y le ha permitido ganarse el cariño del público transversalmente. “Para el 18 de septiembre, donde vayas, te vas a encontrar con un corrido. Es historia también, yo creo que no la voy a soltar porque sería darle una espalda a mi raíces”, señala la artista.

Sobre su relación con la industria musical nacional, la intérprete asume que su lírica más romántica dista un poco de lo que está haciendo la nueva camada del pop chileno que se caracteriza por sus tintes más contestatarios y por su creación mayoritariamente autogestionada. De todas formas, María José reconoce su admiración hacia artistas como Gepe, Camila Moreno o Javiera Mena. Es precisamente con esta última que ha compartido estudio de grabación en algunas ocasiones.

En la misma línea, la joven alaba el rol de las mujeres en la música que hoy se está gestando en el país. “Admiro profundamente a estos nuevos cantautores que están súper empoderados. Sobre todo las mujeres, no hay susto, no hay temor de probar, se ha perdido un poco el miedo al fracaso y ahí salen cosas maravillosas”, comenta María José.

La Coté política 

El año 2011 durante la efervescencia de las demandas por una nueva educación, María José, un poco alejada de la pantalla chica, hizo noticia por interpelar públicamente a Sebastián Piñera defendiendo la educación gratuita por la que los y las estudiantes estaban movilizados. Frente a este episodio y ligado al contexto actual, comenta: “En la celebración del postnatal del gobierno de Piñera, yo le dije que esos mismos niños que crecían deberían tener una educación gratuita y de calidad”, relata la artista.

En sus tiempos como estudiante, María José recorrió la Alameda marchando y protestando por las falencias del sistema educacional. Hoy, la crítica no es muy distinta a la de antaño: “Yo no tengo miedo a pedir educación de calidad y gratuita, porque yo viví el cambio de educación pública a privada y noté cómo esa diferencia crea desigualdad”, crítica la intérprete de “Mi primer amor”.

En ese sentido, en los últimos meses María José ha aprovechado la tribuna del matinal de Mega para pronunciarse críticamente sobre diversos temas. De esta forma, la visión de la joven ha matizado con los argumentos de personajes como Patricia Maldonado o Catalina Edwards. “Yo saco la voz por la educación, por las mujeres y por sobre todo, por la desigualdad, porque no puede ser que una persona que se saca la mugre, que tiene capacidades, no le estén entregando una buena educación solo por temas de dinero”, argumenta. 

En esta conversación, es posible notar a una María José más política, con harta opinión. Estamos cercanos a época de elecciones, ¿qué esperas de un nuevo gobierno? 

Yo espero justicia. Que las personas que estén en el poder se preocupen de lo que se debe: de la señora que vive con 100 lucas y tiene que pagar remedios y al final se queda con 5 lucas para vivir. De las mujeres, para que el día de mañana podamos ganar lo mismo en relación los hombres. Espero que mis hijos puedan optar a una educación igual a los hijos de alguien que quizás no tiene los mismos recursos económicos. Pero por sobre todo, espero que las ganas de hacer política estén por sobre los deseos de ganar plata. Eso lo que más me interesa.

***

Las prioridades de María José Quintanilla hoy son claras: la música es su principal horizonte. Por lo mismo, reconoce y agradece el aprendizaje que ha significado volver a la televisión: “Yo aquí vine a aprender. Hemos entrevistado a varios músicos chilenos, eso es lo que más me gusta”, cuenta. Al hablar sobre nuevos proyectos televisivos no entrega muchos detalles. Declara sentirse cómoda en su rol actual y sobre una eventual conducción de algún programa, es clara: “No, eso no es mi meta”, reconoce la joven talento de Mega.

Respecto a la música, la expectación es mayor aún. “Se viene bueno. No puedo decir mucho, pero tengo muchos proyectos. Llevo cuatro años sacándome la cresta por un proyecto y espero que salga este año. Lo único que quiero es contarle a mi mamá, porque no sabe nada”, finaliza María José.

Publicado en RBP #81 Mayo - Junio 2017

 

 

Acerca del Autor

Bello Público

Más artículos de este autor.

Comparte lo que lees

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • Oh... que veo harto con los ojos abiertos Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10

Instagram @bellopublico

</